Hay un dicho que dice: «Sí quieres ir rápido camina solo, pero si quieres llegar lejos ve acompañado». Considero que es más importante llegar lejos, elegir compañeros de objetivos y disfrutar con el éxito en conjunto, y directamente, disfrutar mientras se va a conseguir un objetivo.

De hecho en la vida se trata de más que estar pensando en llegar a la meta, disfrutar cada paso del camino hasta llegar a ella. La vida me ha regalado poder encontrarme con personas maravillosas, tanto que conseguir el objetivo se quedó en segundo plano. Personas que saben ser sol. Personas que te animan, que te empujan, que te ayudan a ser mejor.

Elegí recorrer la vida acompañado, ayudar a todo aquel que pudiera, intentando que fuera más feliz que cuando lo conocí; y lo que lo que realmente pasó es que más feliz era, era yo mismo.

Chica-caminando-agarrada-de-la-mano-de-su-amigo

Piensa cuando fuimos bebés y en todos los bebés que has conocido. Cuando un bebé comienza a dar sus primeros pasos, los padres y los que le rodean, son conscientes que tienen que andar por sí solos pero lo arropan e impulsan con todo tipo de motivaciones. Pues cuando somos adultos también nos viene bien un impulso. Está claro que somos autosuficientes para avanzar en la vida por nosotros mismo pero hay momentos en que un impulso de esas personas que tienes cerca y te hacer llegar más lejos aún de lo que habías pensado.

Con lo que si lo piensas bien, ir acompañado a la hora de ir a por un objetivo, es sentirse afortunado de haber podido encontrar a gente especial, que le importas y que compartís retos comunes. Grandes personas que te impulsaran hasta el final y no dejaran de intentar conseguir lo que os propongáis.

“Ir juntos es comenzar,

mantenerse juntos es progresar,

trabajar juntos es triunfar”

Henry Ford

 

Pedro Martínez Ruiz

Coaching y Mentoring para escritores y personas que deseen escribir su libro.

www.mentoringparaescribir.com